Cómo diagnosticar un mal embrague





Educación

Pise el pedal del embrague y preste especial atención a la sensación de resistencia del pedal. Si el pedal de embrague de repente se ha vuelto más fácil de bajar, esto es una muestra de placas de embrague desgastados. Sin embargo, incompatible sensación del pedal de embrague también puede indicar un mal funcionamiento del sistema del cilindro de embrague, que contiene el líquido del embrague hidráulico. Antes de tener el embrague sustituido debido a pedal inconsistentes siento, que revise el sistema por un cilindro receptor del embrague profesional. Se puede requerir sólo un relativamente simple sangrado de fluido y procedimiento de sustitución, que es mucho más barato que un reemplazo del embrague.

Escuche con atención a cualquier ruido proveniente de la zona del embrague cuando se pisa el pedal del embrague. Ayuda a tener un stand junto al vehículo de pasajeros con el capó abierto, como el ruido de fricción será audible fuera del vehículo. Un ruido estridente o lloriquear por lo general indica que el mecanismo del embrague no está desvinculando completamente. Esto es a menudo un signo de un rodamiento desgastado tirar Salida rodamiento o piloto, relacionados con el mecanismo de acoplamiento del embrague.



La velocidad de tu vehículo de una parada, el embrague de fricción que lo hace con la operación normal del vehículo. Si el embrague se desliza en exceso o no se atreve a capturar, esto es un signo de discos de embrague gastados. Discos de embrague desgastados también pueden tomar de manera inconsistente, creando una vibración o la charla en la aceleración.

Acelerar su vehículo de una parada, y vigilar el tacómetro, que muestra el valor de la velocidad del motor. Si el valor de la velocidad sube demasiado cuando usted se desliza el embrague, esto es una señal de que los discos de embrague no se están apoderando correctamente. Como los discos de embrague se desgastan más con el tiempo, la fricción generada por el mecanismo de embrague disminuirá también. Esto conduce a un desgaste del embrague aún más, hasta el punto de que el embrague apenas se puede enganchar en absoluto.

Abra el capó y tenga en cuenta la presencia de cualquier olor quemado. Cuando el mecanismo de embrague se desliza, los discos de embrague se muelen ligeramente hacia abajo. El deslizamiento del embrague excesivo generará un olor similar a plástico quemado debido a las placas de fricción se calienta. En casos más extremos, este olor puede estar presente en la cabina del vehículo, especialmente al conducir en stop-and-go de tráfico.



Deja un comentario